EL GOBIERNO SOCIAL-COMUNISTA INICIA SU ASALTO A LA NACIÓN

Puede que algún español de buena voluntad pensase que la moción de censura que desalojó a Rajoy y al PP del gobierno estuviese justificada por los casos de corrupción, incluso puede que alguno que se creyese la mentira de Sánchez cuando dijo que gobernaría el mínimo imprescindible para convocar elecciones.

Nada más lejos de la realidad. La toma del poder, legal pero ilícita, de este nuevo Frente Popular integrado por socialistas, separatistas, comunistas y filoterroristas, ha tenido desde el principio un objetivo claro, acabar con la Nación y con el régimen constitucional.

Todo se inició con la composición de un gobierno de “galácticos” (Duque, Marlaska, Calviño…) que tranquilizase en principio a los tradicionales poderes fácticos, para acto seguido iniciar una ofensiva en toda regla contra la soberanía nacional, la libertad y el Régimen del 78.

La batería de medidas legislativas, que ha seguido a la entrega de RTVE a los comunistas de Podemos,  deja claras las intenciones de Sánchez, acabar con la escuela privada, defender la inmersión lingüística y el adoctrinamiento en las aulas, aumentar confiscatoriamente los impuestos para financiar su plan clientelar, eliminar la enseñanza de la religión (mientras se favorece la educación islámica en las escuelas públicas), introducirse en la vida privada de los ciudadanos con el tema del consentimiento del las relaciones sexuales como un Gran Hermano…

El colofón de toda esta operación es la urgencia para desenterrar a Franco, que en realidad busca enterrar al Rey. Para acabar definitivamente con el Régimen Constitucional, los social-comunistas quieren desprestigiar la monarquía, última institución del estado que no pueden controlar.  Su idea es ir a unas Cortes Constituyentes que reformen la Constitución y la forma del Estado.

Ante esto la supuesta oposición permanece inactiva, el PP porque está descomponiéndose en sus disputas internas, y Ciudadanos porque no sabe qué decir ni qué hacer si no tiene delante una encuesta.

Hoy, la opción ACTÚA/VOX es más necesaria que nunca. Solo una voz sin complejos, sin ataduras, sin corrupción y con ideales es capaz de frenar el clima de enfrentamiento civil al que nos lleva el contubernio de Sánchez, Iglesias y sus colegas separatistas.

Sergio Rodríguez - Secretario General de Actúa Baleares